Contraseñas menos seguras que debes evitar

Contraseñas menos seguras que debes evitar

Cuando navegamos por la red estamos dejando rastros de información que podría ser utilizada en contra, y un ejemplo simple es el uso que hacemos en las redes sociales. La realidad es que al momento de proteger nuestros datos, hacemos caso omiso a las advertencias y utilizamos claves con fechas de nacimiento, nombres de mascotas o los primeros números de nuestro teclado “1234” que como dato curioso, este código numérico representó a nivel mundial el 17% de las contraseñas.

Actualmente una empresa de ciber seguridad SplashData, ha recopilado las contraseñas menos seguras para confirmarnos a cuales debemos decirle un no rotundo. Recordemos que las contraseñas son códigos que blindan el acceso a una enorme cantidad de información privada para las cuentas personales, y elegir una clave segura es vital para proteger todos esos datos.

Los 3 grandes errores que debemos evitar cuando elegimos una contraseña

Nuestra contraseña no debe ser fácil de recordar y mientras más complicada sea, más difícil será para los piratas informáticos hackear nuestra información. Ejemplo:

  • Los mismos dígitos para todo
  • Claves fácil de recordar
  • Utilizar información personal

Ten en cuenta que necesitamos contraseñas para casi todo, desde descargar una app hasta para entrar en la banca online. Un ejemplo que ya comentamos hace unos cuantos párrafos, es evitar la secuencia de números como “123456789”, pero además no somos de complicarnos mucho hasta que nos topamos con situaciones de vulnerabilidad y finalmente, solo nos queda confiar en que el internet conspire a favor de nosotros para que las compañías mantengan segura nuestra información. 

Los 3 grandes errores que debemos evitar cuando elegimos una contraseña

¿Cómo elegir una contraseña en condiciones?

Actualmente cualquier sitio de internet nos obliga tener una clave de acceso con estos requisitos.

  • Debe tener 8 caracteres como mínimo.
  • Utilizar carácter especial, como $#%.
  • Una minúscula, un número o una mayúscula.

Por otro lado, existen contraseñas muy obvias que no aguantarían un robot y no sabemos de la debilidad de la misma hasta que son reveladas ante cualquier sitio web, es por eso que la compañía SplashData ofreció un informe en 2017 con las claves más utilizadas en la red y curiosamente las menos seguras, ejemplo: 

    • Flower: No conviene utilizar objetos comunes.
  • Qwerty: Otra contraseña muy utilizada y poco segura son las cinco primeras letras del teclado.
  • 123456: La más usada y probablemente la contraseña menos original de la historia.
  • Login: Esta contraseña suele coincidir con las que vienen por defecto.
  • Donald: En los últimos años el nombre del ex presidente de Estados Unidos, aparece en los listados como contraseña menos segura.

Entendemos que no toda la responsabilidad debe caer en el usuario, pero evidentemente, existen muchos trucos para hacer nuestros caracteres alfanuméricos más seguros. Tal vez sea el momento para empezar a tomarse en serio la seguridad informática, ya que en el peor de los casos podemos ser víctimas de extorsión o amenazas. Así que dedica unos minutos para hacer que tu contraseña valga oro y bajo ningún concepto la reveles en público. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *